Los nuevos oleoductos amenazan el agua y a las orcas en peligro de extinción


El gobierno de Canadá está construyendo un oleoducto que va desde el centro del país hasta las costas del Pacífico, el cual podría llevar a la extinción a las 75 orcas sureñas residentes.

Este tipo de obras minan los esfuerzos para combatir el cambio climático y violan también los derechos de los pueblos indígenas. Un ejemplo es el Dakota Access Pipeline, un proyecto de la empresa Energy Transfer Partners (ETP) que amenaza el acceso de 17 millones de personas al agua potable en caso de un gran derrame. Ahora ETP está demandando a Greenpeace y al movimiento medioambiental por $900 millones de dólares como un intento para silenciar la protesta pacífica.

Algunos bancos ya han retirado su apoyo a estos proyectos, pero una docena sucia sigue involucrada financieramente. Alrededor del mundo la gente está pidiendo a sus bancos que aseguren que no serán parte de ello.

 

¡Únete a la ola de resistencia que estamos construyendo!

Da clic aquí para obtener información a quien está dirgida esta petición. X Cerrar A los CEOS de Banco de Tokyo Mitsubishi, BBVA, Barclays, Credit Agricole, Citibank, Credit Suisse, Deutsche Bank, JP Morgan Chase, Mizuho, Banco Real de Canada, Toronto Dominion y Wells Fargo:
Para proteger el medio ambiente, respetar los derechos indígenas, salvaguardar comunidades de territorios nacionales y soberanos de derrames tóxicos y evitar un cambio climático descontrolado, tu banco DEBE confirmar que no ofrecerá apoyo financiero a los sucios oleoductos de alquitrán y a Energy Transfer Partners, la compañía que construyó el oleoducto Dakota Access.
¡COMPARTE!
Nuevo llamado a la acción      Nuevo llamado a la acción